domingo, 13 de abril de 2014

Para innovar disruptivamente hay que comportarse como una startup

Sigo con Steve Blank, otro punto interesante que trató en su conferencia de ESADE fue sobre  la construcción de la innovación interna en la empresa.  En opinión de Blank las grandes empresas convencionales son menos eficientes que las startups a la hora de impulsar innovaciones disruptivas. Invita a actuar como una startup.


Los que hemos trabajado en grandes empresas muchas veces lo hemos pensado. Paradójicamente, y a pesar de los recursos son mucho mayores, la innovación dentro de una empresa ya existente es mucho más difícil que en una startup. Esto obedece al hecho de que las empresas existentes se enfrentan a un dilema complejo entre la eficiencia de procesos ya exixtentes y la incertidumbre que suele acarrear la innovación. Cada política y procedimiento de ejecución eficiente de la fabricación "sofoca" la innovación.

Las empresas existentes tienen dos factores en su contra:
  • Los mercados están a favor de la eficiencia del capital. Se prima la rentabilidad financiera incluso en las inversiones en I+D.
  • Su estrategia principal y a veces único propósito es concentrar los recursos en la ejecución de su modelo de negocio. 
Como consecuencia de ello, las empresas están optimizadas para la ejecución por encima de la innovación. Las grandes organizaciones contratan a empleados con una serie de habilidades y competencias. A su vez,  para evaluar estos empleados las empresas crean métricas para controlar, medir y recompensar la ejecución.

En las grandes empresas que cotizan en los mercados las métricas financieras tienen prioridad. Como resultado, las funciones del personal y de las unidades de negocio desarrollan sus propios indicadores de rendimiento y de los procesos para asegurar que cada parte de la organización marcha al unísono con los objetivos de la empresa.

Estos indicadores claves de rendimiento de los procesos son los que hacen una empresa eficiente, pero también son la causa de su incapacidad para ser ágil e innovadora. Cada vez que se añade otro proceso de ejecución, la innovación empresarial muere un poco más.

Los tres pasos para impulsar la innovación

1.  La gerencia de la empresa debe entender que la innovación  es parte integral de todas las partes de la empresa. Si no lo hacen, entonces el equipo de gestión se convierte simplemente en guardián del legado de los fundadores. Esto nunca termina bien, según Blank.

2. El reconocimiento de que la innovación es caótica, desordenada e incierta. No todo va a funcionar, y el fracaso en la innovación no es causa para despedir, sino para aprender. Los gerentes necesitan  herramientas radicalmente diferentes para controlar y medir la innovación. Una empresa necesita políticas de innovación, procesos de innovación e incentivos a la innovación, para que compitan con los que ya existen para la ejecución.

3. Abrazar la innovación disruptiva. Para construir la innovación internamente las empresas pueden adoptar las prácticas de las nuevas empresas (startups) y los aceleradores. Pueden comprar la propiedad intelectual, adquirir grandes equipos, la compra de productos de otra empresa o incluso comprar compañías enteras. Y si están especialmente desafiados en un mercado que puedan adquirir e integrar la innovación disruptiva.

Entradas anteriores sobre el discurso de Steve Blank en ESADE

viernes, 11 de abril de 2014

El mundo de los negocios hoy: eficiencia vs innovación (en la tormenta perfecta)

Sigo con la Conferencia de Steve Blank en ESADE...



Un joven en una Escuela de Negocios debe convertirse en un líder de negocios en un mundo global, muy diferente al que profesores conocieron o sus predecesores lograron. La recomendación me es familar, modestamente la vengo haciendo en los últimos ocho años a mis alumnos de economía de la globalización.

Y sí, efectivamente, estamos, en el mundo de los negocios, en una tormenta perfecta.

1. Basta con mirar a los desafíos que enfrentan las empresas punteras hoy: globalización, China como un fabricante, China como consumidor, Internet, y un flujo constante de nuevos emprendimientos.  Además, las marcas están perdiendo su poder, los canales físicos están siendo destruidos por los virtuales, la cuota de mercado es menos importante que la creación de mercados, y el software se está "comiendo el mundo".

3. Más tormenta: Industrias que gozaban durante décadas del dominio del mercado -como los periódicos, librerías, alquiler de videos, computadoras personales - están siendo barridos. Las tendencias digitales, el ascenso de China y la globalización han puesto patas arriba las reglas para casi todos los negocios en todos los rincones del globo. 

4. Y más todavía: Las empresas existentes se enfrentan a una oleada de competidores 100 veces lo que vieron hace 25 años. El capital riesgo ha experimentado una gran recuperación en los últimos cinco años y las startups están inundados de capital disponible.

En las empresa tradicionales prima eficiencia sobre la innovación

Las empresas tradicionales siguen adoptando un espíritu de gestión que valora la eficiencia  en vez de la innovación.  En lugar de medir el éxito delas ganancias, las empresas se centran en la medición de la eficiencia del capital. Métricas como rendimiento del activo neto, el rendimiento del capital y la Tasa Interna de Retorno son KPIs de los Consejos de administración y los CEO.

Sin embargo, el mercado de valores actual empieza claramente valora empresas que pueden ofrecer innovación disruptiva. Mira las valoraciones de las empresas como Tesla, Illumina, y Twitter.

Blank predice que en los próximos decenios, se verán dos tipos de empresas:
  • Las tradicionales o los negocios de productos básicos que serán valorados por su capacidad para ejecutar su modelo de negocio actual. Su tiempo de vida como líder del mercado se medirá en años. 
  • La segunda clase "startup-like"  serán las empresas con una capacidad demostrada para innovar y reinventar sus modelos de negocio continuamente. Las empresas que pueden mostrar tasas de crecimiento recibirán las valoraciones del mercado estratosféricas.
En resumen, tiene más futuro una startup con ideas claras podría ir más lejos que una multinacional preocupada por la eficiencia del capital.

jueves, 10 de abril de 2014

Eh chicos!!! Os esperan 50 años de innovación disruptiva (Steve Blank en ESADE)

Hace unos días Steve Blank(*) ha estado en España con motivo de la apertura de curso de ESADE y ha dejado su visión sobre los 50 próximos años de Innovación Empresarial.


S. Blank instó a los muchachos de ESADE a que sacaran sus teléfonos móviles e identificaran cuantos nokia o blackberries había en la sala? O si alguien había alquilado una cinta de vídeo VHS o utilizado planos de papel para llegar al lugar de la conferencia.

Citó algunas referencias teóricas ya clásicas:  Joseph Schumpeter que ya en los años treinta  propuso la teoría de la destrucción creativa y cincuenta años más tarde, otro profesor de Harvard, Clayton Christensen y su teoría de la innovación disruptiva  (que en realidad se describe cómo funcionaba la destrucción creativa).

La realidad actual corrobora la destrucción creativa o la innovación disruptiva.  El mejor ejemplo es lo que ha sucedido el mercado de los teléfonos móviles: los iPhone y Android vs Nokia y Blackberry. Ya conocido por todos. Pero esto sólo acaba de empezar. Estamos en los inicios de una tormenta perfecta, a escala planetaria.

Para Blank la innovación disruptiva dará forma al mundo de los negocios de los próximos 50 años y esto tiene implicaciones importantes para los profesionales y emprendedores del futuro. Para todas la empresas, aunque habrá brecha entre la nueva y la vieja economía. Dos tipos de empresas, las tradicionales obsesionadas con la eficiencia del capital y las startups con estrategias de éxito en un escenario de innovaciones disruptivas.

En los próximas días comentaré la intervención de Steve Blank en ESADE que puede verse integra en su blog: http://steveblank.com/2014/03/31/esade-business-school-commencement-speech-2/
y los mensajes de Steve Blank sobre la innovación en los próximos 50 años...


Curso de Steve Blank en UNIMOOC (Lean Startup)

(*) Hace unos meses conectamos con Steve Blank para que diera su autorización para realizar una versión en español de su curso Lean Startup para UNIMOOC, el cual recomiendo encarecidamente.

lunes, 7 de abril de 2014

¿Tiene Estados Unidos futuro? (la reinvención USA)



¿Perderán su hememonía respecto a China y otros países asiáticos? ¿Está en declive la primera economía del mundo? ¿Tienen futuro los Estados Unidos? 

A estas preguntas tratan de responder VIVEK WADHWA Y ALEX SALKEVER (Stanford University y BusinessWeek.com) en un interesante artículo publicado en en The Washington Post  (enlace original al final) "Cómo los Estados Unidos se reinventa una vez más". 

Los autores señalan "Hemos pasado de la Gran Recesión a la Gran malestar" y defienden que aunque hay señales críticas para preocuparse también hay razones para ser optimista. 

Creo que es un artículo que conviene leer y reflexionar sobre si cualquier país del mundo,  por ejemplo España, necesita reinventarse de cara a maximizar los beneficios de unos cambios extraordinariamente importantes ligados a muy diversos avances tecnológicos.

Resumiré el contenido del artículo.


Las razones de los pesimistas en los Estados Unidos

1. A pesar de estímulo masivo del gobierno, la economía más grande y avanzada del mundo sigue ranqueante (desempleo elevado, crecimiento lento, perspectivas de crecimiento del empleo sombrías,  salarios estancados.,,,)

2. Los graduados universitarios recientes y jóvenes profesionales bien podrían ser la primera generación con un nivel de vida inferior al de sus padres.

3. Los Estados Unidos parecen haber entrado en un período de declive lento, al igual que el Imperio Británico a lo largo del siglo 20. 

4. Si bien Estados Unidos sigue dominando en el surgimiento de nuevas potencias tecnológicas, la mayor salida a Bolsa de la década pertenece a Facebook, una red social (una compañía más similar a un medio de comunicación que a una de tecnología innovadora). 

5. Las nuevas regulaciones han elevando tantos los costes de las pruebas de nuevos medicamentos y productos sanitarios que muchas compañías farmacéuticas han trasladado los ensayos de prueba a Europa y Asia. 

6. A pesar de la creciente evidencia del talento emprendedor de los jnmigrantes y sus contribuciones a la innovación tecnológica y la tecnología de crecimiento del empleo en los Estados Unidos, los que mandan en Washington, DC no han reunido los votos necesarios para reformar las políticas regresivas y punitivas de inmigración

7. Añadir a todo esto que una población que envejece requiere más y más apoyo de los trabajadores más jóvenes, para hacer frente a los costos de salud y y otros beneficios para los más ancianos.

8. Y... los Estados Unidos se ve cada vez más como una nota histórica a pié de página que como una superpotencia.


Las razones para el optimismo

Los autores invitan a "pelar las capas de la cebolla", hasta descubrir una realidad bastante diferente. 

1. De hecho, los Estados Unidos se encuentra en la cúspide de un renacimiento espectacular y de rejuvenecimiento, impulsado por una increíble ola de innovación tecnológica.   Una serie de avances tecnológicos provocarán enormes ganancias de productividad y  ahorro de costes  sociales necesarios para sostener el crecimiento económico y la prosperidad. 

2. Estos avances, en su mayoría de naturaleza digital, completarán el cambio iniciado por el Internet a una nueva era en la que los preceptos de la Ley de Moore se aplicarían a casi cualquier campo. 

4. Diseño y fabricación asistida por ordenador para remodelar la fabricación tradicional. Estas tecnologías permitirán reducir residuos y reemplazar casi todos los componentes de la fabricación convencional por inputs más amigable y rentable para el medio ambiente ejecutada por robots y programas de ordenador.

5. En este mundo digital, de pruebas A / B o de la paralelización de los procesos de I + D se convertirá en un lugar común para casi todo, desde simulaciones aéreas, el diseño de publicidad o la construcción de órganos artificiales. Esto, a su vez, permitirá pruebas mucho más rigurosas de los productos y procesos. 

6. Plataformas de distribución digital de muy bajo coste para los contenidos educativos y la mejoras para la comprensión y de la forma en que el cerebro aprende producirán un cambio radical en la forma en que adquirimos conocimiento.  Esto dará como resultado sistemas más abiertos y flexibles de educación con una población en constante aprendizaje. 

Según los autores mientras que todo el mundo se beneficiará de estos cambios, los Estados Unidos tendrían una posición única para liderar este cambio radical.  

El tema energético en los EE.UU.

Mientras la energía solar es una fuente de energía menos contaminante que el carbón, muchos fabricantes de paneles están, sin embargo, tratando de resolver un problema de los residuos peligrosos. Impulsada por miles de millones en incentivos del gobierno de lso Estados Unidos, la industria está creando millones de paneles solares cada año y, en el proceso, miles de toneladas de lodo y agua contaminada. 

El coste por vatio de la energía solar y eólica sigue cayendo.  GTM investigación calcula que la energía solar ya ha disminuido en un 97,2 por ciento durante los últimos 35 años. 

Las energías renovables han socavado la generación de energía a base de carbón 

Aunque hay menos avances en biocombustibles de algas,  los avances en las técnicas de desarrollo de fármacos de biotecnología probablemente proporcionarán beneficios equivalentes a la fabricación de combustibles de carbono a base de algas alimentadas con agua y dióxido de carbono del medio ambiente. 

Mientras tanto, la mayor disponibilidad de gas natural que se extrae en los Estados Unidos a través de nuevas técnicas fracking ha provocado que los costes de energía hayan caída en picado.

A su vez, esto ha llevado a una nueva ola de construcción de plantas de acero y químicos de alta eficiencia a lo largo de la costa del Golfo de los Estados Unidos, cerca de rutas de navegación y se benefician de gas natural barato o electricidad. 

Tecnologías de eficiencia energética, como las bombillas de luz LED, la mejora de los sistemas de calefacción y refrigeración, e Internet habilitado para hardware (como el termostato Nest), pueden ahorrar el dinero suficiente para compensar costes inciales mayores ligados a energías alternativas.


EL futuro de los Estados Unidos

Las implicaciones de estos cambios son enormes. 
  • Costes de producciónLa fabricación en Estados Unidos se recuperará.. Las economías de escala se beneficiaron  y los costes laborales de mano de obra bajarán debido a la automatización y la mecanización. 
  • Educación: La gente va a aprender más, más rápido, más fácil y con mucho más placer.
  • Sanidad: Los costes sanitarios caerán dramáticamente y dará paso a múltiples enfoques de tratamiento dando paso a la medicina personalizada. 
  • Hardware conectado: coches, termostatos, teléfonos celulares, marcapasos, aparatos, sistemas de calefacción y refrigeración - proporcionará un sinfín de datos útiles que nos permitirá optimizar su eficiencia y vivir una vida más cómoda.
  • Impacto social:  estos avances permitirán subsanar las debilidades  tradicionales de la economía de EE.UU. (crecimiento económico que beneficia a las clases altas, mientras que los ingresos y la esperanza de vida se estanca para el70 por ciento de la población del país en las últimas tres décadas). 

(el gráfico lo hemos añadido nosotros)

Acaban con una cita de Peter Diamandis, "Un guerrero Masai en un teléfono celular en el centro de Kenia tiene un mejor acceso al conocimiento que el presidente Reagan hace 25 años." 

Los autores del artículo original

Wadhwa y Salkever son de autores de un libro sobre cómo la tecnología va a transformar nuestras vidas, que se espera que se publicará en el otoño de 2014.  

Wadhwa  (Universidad de Stanford) es  director de investigación en el Centro para el Emprendimiento y la Investigación  Ligado a otras universidades (Duke, Emory, Harvard, California en Berkeley. Salkever es un escritor especializado en el cloud computing y las nuevas tecnologías. Fue el editor de la tecnología en BusinessWeek.com.

Ver artículo original: How the United States is reinventing itself yet again 

domingo, 6 de abril de 2014

Dos gráficos sobre los Estados Unidos

Dos gráficos sobre los Estados Unidos que hablan por sí solos..

Este primero compara el empleo privado creado en los Estados Unidos durante el mandato de sus seis últimos presidentes  (Here's What Job Creation Looked Like Under The Last 6 Presidents). Sin duda el periodo de oro de la economía norteamericana es el de B. Clinton y el auge de la Nueva Economía.  Interesante comparar Clinton vs GW Bush (Nueva Economía (Internet) vs Sectores tradicionales (Real Estate, petróleo, automóviles...) que acaba con la crisis más importante desde la Gran Depresión.



Y este otro sobre la distribución de la renta en las familias según niveles de ingresos (también en los Estados Unidos) en dos periodos muy diferentes.  Primero, tras la postguerra (desde 1947 a 1979) todas la clases sociales incrementan en porcentajes similares su renta. El segundo desde 1980 a 2007 en el que se radicalizan las desigualdades sociales yen beneficio de las rentas más altas.

Pertenece al artículo: The Unsustainable Distortion That is America, En el mismo se argumenta la escasa sostenibilidad de un crecimiento económico basado en el consumo.


Ambos gráficos los he utilizado para un próximo arrtículo sobre la "reivención" de la economía norteamericana,

sábado, 15 de diciembre de 2012

Valorar el fracaso empresarial (y por favor, el éxito)

Acertadamente, en España  se empieza a hablar con fuerza de no estigmatizar el fracaso en los negocios. En las charlas sobre emprendedores se evoca el espíritu estadounidense y el valor de la experiencia empresarial cuando se cometen errores. Ojalá pronto tengamos correctamente ubicada la cultura del fracaso en nuestro país y recuperemos gente muy valiosa.

Nuestra historia reciente:  cultura tendente a estigmatizar el fracaso y no valorar el éxito

Sin embargo, tan preocupante como estigmatizar el fracaso es que no sepamos valorar y darle proyección social al éxito emprendedor. Creo que en el fondo estamos hablando de las dos caras de una misma moneda. Nuestra historia reciente no ha sido un buen caldo de cultivo para enuestra cultura empresarial

Dejemos atrás cuarenta años de dictadura, autarquía, favoristismo y proteccionismo empresarial. Y también un buen puñado de años con una transición democrática preñada de anticapitalismo, anti-OTAN neutralizadas con dosis de europeismo utópico.  Pero más recientemente apenas nos ha dado tiempo a superar catorce años de "pelotazo" inmobiliario y extensas corruptelas...  Un "ecosistema empresarial! español donde la sociedad resignadamente "se traga" la economía de mercado en aras a las exigencias de la globalización, pero poco ilusionante e inspirador en cuanto a los valores de la cultura del mprendimiento.

Nos topamos con la severa crisis económica actual sin mucha cultura emprendedora y apuntando a las empresas inmobiliarias y los bancos como la causa de todos nuestros males. No importa que haya bancos eficientes, empresas modélicas y competitivas, pequeñas y medianas empresas tecnológicas (otra visión de España), socialmente hay poca conciencia de la imperiosa necesidad de emprender.

A estas alturas la sociedad no tiene suficientemente claro que seis millones de empleo sólo se pueden crear  a partir de una sólida base de inversión empresarial y con emprendimiento en sectores de futuro (TICs, tecnologías dle futuro...)

5 ideas para valorar el éxito empresarial y la cultura emprendedora 

1. Si aceptamos la economía de mercado, tenemos que ver claro que son las empresas privadas las que mayoriatariamente financian el estado de bienestar, pagan impuestos y generan rentas que a su vez vuelven a generar ingresos al estado de bienestar.

2. Los gobiernos deben crear unas condiciones favorables para los negocios y los emprendedores. Y se trata más de propiciar una regulación (o en su caso desregulación) correcta y la creación de un clima favorable para los negocios que de bajar los impuestos o dar subvenciones o ayudas. Alguna vez me he referido a estas cosas: burocracia en  la convocatoria de ayudas oficiales.

3. La sociedad tiene que dar protagonismo a los  los empresarios innovadores que de forma rigurosa y cumplendo la legalidad constituyen nuestros casos de éxito y deben convertirse en referentes y modelos para jóvenes emprendedores.

4. Los medios de comunicación deben hacerse eco de los casos de éxito empresarial que hay en este país. Y fomentar una cultura emprendedora y la valoración social del emprendimiento.

Curso gratis para emprendedores
5. Urgentemente hay que incentivar esta cultura emprendedora en las universidades. La formación de emprendedores, startups, empresas de base tecnológica... Atraer empresarios a las aulas y premiar la actividad empresarial que utiliza el conocimiento y el capital humano compo input predominante.

Temas relacionados con valorar el éxito empresarial y el fracaso

domingo, 18 de noviembre de 2012

En busca del ADN emprendedor (creatividad, ambición, perseverancia y superar los miedos)

Matricula gratis
para emprendedores
Juan Vicente Sánchez Andrés durante su etapa como Director del Programa Emprendeduría y Creación de Empresas en la Escuela de Organización Industrial (EOI) me indicaba que lo del ADN emprendedor no es un mito. Juanvi, catedrático de Neurofisiología,  estaba convencido hasta tal punto, que me proponía en clave de humor recoger discretamente cabellos de determinados "iconos" del emprendimiento en nuestro país.

 Unimooc AEmprende y su matricula masiva de potenciales emprendedores sería un buen campo de pruebas para identificar actitudes y aptitudes relacionadas con el emprendimiento. Al menos de aquellos que les mueve un interés o curiosidad hacia el emprendimiento. Esto en un país con seis millones de parados debería considerarse un tesoro.

También lo son los protagonistas de los casos de éxito en Internet en España y otros países. A mis alumnos de Economía, siempre les suelo repetir que hacer negocios en Internet es fascinante por la mezcla de lo fácil y extraordinariamente complejo que es. Y queda patente cuando analizamos en clase los perfiles de protagonistas que son referencia mundial (Larry Page, Sergey Brin, Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerber, Jeff Bezos, Jack Dorsey..).

Las cuatro claves del emprendimiento en Internet

Esto mismo se destaca en el vídeo de Bernardo Hernández en uniMOOC AEmprende. Bernardo (Tuenti, Idealista, Google...)  destaca lo que considera los" pilares del emprendimiento tecnológico" y centra su atención en sólo cuatro cualidades: creatividad, ambición, perseverancia y superar los miedos. Puede llamar la atención que sólo se haya centrado en estas cuatro facetas del emprendimiento.

Se podrían encontrar centenares de características de los emprendedores o rasgos que definen el espiritu de los empresarios en general. Hace unas semanas tuve un think-tank con algunos miembros del grupo de Máximo Potencial (José María Vicedo, Manuel Pomares, Miguel Angel Guilló, José Manuel Sánchez, Alvaro García y Modesto Crespo).  En su libro Ahora sí. 101 dosis de inspiración y superación personal, a la hora de elegir diez claves hablan de aspectos tales como:  Compromiso, Fe en el éxito, Capacidad para aprovechar las oportunidades, Actitud proactiva, Liderazgo, Conectar los puntos necesarios, Convencimiento de que es posible, Habilidades para la generación de equipos, Visialización, Pasión..., todos ellos sin duda muy relevantes.

La aportación selectiva de Bernardo Hrenández ami juicio hay que verla en el marco de los negocios de Internet donde los cuatro pilares que destaca adquieren la mayor relevancia, tal como se encarga de explicar muy bien en el vídeo y las lecciones del curso. Si pensamos que Internet lleva consigo una competencia global, con débiles barreras de entrada, impresionantes ritmos de innovación y cambios continuos muy relevantes, protagonismo absoluto del usuario... comprendemos mucho mejor las recomendaciones de Bernardo.

Mi amigo Juanvi tiene otra tarea importante identificar no sólo el gen emprendedor en general sino el de un especimen nuevo revolucionario y único: el gen del emprendedor tecnológico. Ambicióm, perseverancia, capacidad para superar miedos... Menos mal que nuestra amiga Raquel Pomares nos desvela que emprender es bueno para la salud.

Andrés Pedreño Muñoz

miércoles, 24 de octubre de 2012

China es un país estratégico para España y la comunidad china en nuestro país es fundamental

El título de este post se acercaría bastante a una perogrullada pero a la luz de la Operación Emperador, tal como señala muy bien Iván Mañez (Global Asia), uno de los jóvenes emprendedores con mayor talento de España, se corre el riesgo de olvidar algunas cuestiones importantes para nuestro país.

Tal como señala Mañez los acusados "deberán de ser juzgados por la justicia española, no por los medios de comunicación ni por otros colectivos interesados en avivar contra la desconfianza hacia el ciudadano chino". (ver Operación Emperador).

En España viven pacíficamente más de 160.000 ciudadanos chinos y es una comunidad que aporta riqueza y vínculos con uno de los países que está llamado a ser en muy pocos años la potencia económica hegemónica mundial.

  Una estrategia como país hacia China

Algunos países de América del Sur no miran hacia el norte, ni hacia Europa. Chile por ejemplo tiene una inteligente estrategia que pasa por situar a China en centro de sus economía y en el desarrollo de múltiples vínculos de todo tipo. Esta estrategia le está dando magníficos resultados y no solo comerciales sino en múltiples y productivas direcciones.

Como es sabido, los ciudadanos chinos tiene un cultura de la relaciones humanas bastante singular. Tiene buena "memoria"   y desarrollan vínculos de confianza bastante estables y duraderos en términos de comunidad.

Hace un año, un conocido master universitario con una elevada matrícula tuvo sus primeros cinco estudiantes chinos producto de una receptiva política de la institución en otras actividades. No dominaban bien la lengua, algunos profesores mostraron bastante incomparensión al respecto, resultado, año siguiente: cero estudiantes. Desde Algeciras viajan clientes chinos a recibir asesoramiento convencional (impuestos, cuestiones legales etc.) de sus negocios en un despacho de Murcia, simplemente porque algunos miembros de la comunidad se sienten bien tratados.

 Digo otra perogrullada si recuerdo que España no anda muy sobrada de nada. Pero nuestra actitud con los inmigramtes en general o con algunas nacionalidades no puede ser más obstusa. Nos hace falta tomar muchas conciencia de lo que somos y  donde estamos. Quizás así comprenderemos que el comercio con China es fundamental en las dos direcciones. Que el turismo chino puede multiplicarse por "n" veces en muy pocos años, que ellos son una salida nada desdeñable para nuestro excedente de stock inmobiliario...

Que la justicia juzgue cualquier delito pero que esto no sirva para estigmatizar toda una comunidad.

Entrevista a Ivám Mañez en TVE


viernes, 6 de julio de 2012

Convocatorias oficiales de ayudas públicas a las empresas (Por qué irritan a los emprendedores)

No es un tema nuevo. Pero en las circuntancias de escasez y penurias actuales es un tema que clama al cielo y reclama la mayor y más urgente atención. Las convocatorias oficiales de ayudas públicas a las empresas, emprendedores, etc. son en su mayoría un despropósito y su planteamiento actual es un buen ejemplo de la brecha existente entre las políticas públicas, la cultura burocrática y la de la empresa. Estoy refiriéndome fundamentalemnte a la situación que se da en  España y en la UE..., y quizás no sea exclusiva de nuestro país sino de otros muchos.

Dadas las condiciones, requisitos, exigencias burocráticas, trámites engorrosos y dificiles de justificar (y por supuesto de comprender) la publicación actual de este tipo de convocatorias en el BOE quizás haga buena aquella máxima de Carlos Solchaga, "la mejor política industrial es la que no existe". Al fin y al cabo estas convocatorias se financian con impuesto a empresas y a ciudadanos y van a parar a aquellas empresas que tienen una infinita paciencia (mal indicador si su tiempo vale tan poco) o cumplen unos requisitos incomprensibles o mantienen departamentos especializados (grandes empresas, universidades...) en presentarse a las convocatorias. Poco tino si lo que se pretende es potenciar PYMEs competitivas, potencialmente generadoras de empleo y capacidad exportadora, variables absolutamente prioritarias en la economía española actual.

He consultado con algunos colegas universitarios y sobretodo amigos emprendedores su opinión sobre las convocatorias de ayudas públicas (préstamos ventajosos, subvenciones, etc) de los programas más conocidos, ya escasos y augurios de reducirse a la mínima expresión. Transcribo tal cual las notas que he tomado:
"Un timo, una tomadura de pelo..." Están pensados para grandes empresas o te tienes que gastar un pastón contratando alguien externo; en mi empresa no tengo medios".   
"Es ilógico lo que piden, cómo lo piden y para qué lo piden,  acabo de los nervios; da la sensación de que están sometiendo a una carrera de obstáculos para desincentivar que lo solicites" 
"No creo que ninguna empresa de éxito con potencial cumpla este tipo de requisitoso al menos, si los cumple, que pueda sacar provecho de la ayuda para los fines que se indican...." "... No entienden ni lo que es un emprendedor, ni una start-up, ni una empresa... es un cúmulo de burocracia que te deprime..."
El empleo de medios telemáticos lejos de constituir una ventaja se convierte en una dificultad añadida. Los datos solicitados los tiene la propia administración, infringiendo el principio de ventanilla única, obligan a presentar datos, elaboorar informes, escritos, etc.. Pero lo peor es que si piensas que todo eso va a ser tomado en consideración, inmediatamente piensas ¿para que me voy a presentar yo a esto? ...essa gente no comprende nada.."
No quiero alargar una lista de comentarios reiterativos innecesariamente.

Dado el estado de opinión que he captado no sé si sugerir una urgente y profunda reingeniería de convocatorias, procedimientos burocratico-administrativos ...O pasarme al lema "solchaguista" directamente y reclamar la supresión de las ayudas. Todo en beneficio de una sencilla disminución de impuestos  -si fuera legalmente posible directa o indirectamente- para aquellas empresas que exporten y creen eempleo.

Evidentemente existen otras vías que convendría ensayar y que están muy marginadas en este país. En cualquier caso, a los emprendedores, a las empresas de base tecnológica, hay que apoyarlas con otro lenguaje, otros criterios, en definitiva desde una óptica de cultura empresarial no burocrátizada.

Me llega vía Alberto Hernández este interesante artículo sobre una empresa de capital riesgo que prescinde de la intuición y usa modelos informáticos para decidir sus inversiones (ver: Business Impact: Un algoritmo para escoger 'start-ups' ganadoras.

viernes, 22 de junio de 2012

La apuesta por las ciudades inteligentes

La Comisaria Europea  ha anunciando que Europa necesita más ciudades inteligentes, no sólo por motivos energéticos o de preservación del medio ambiente, también por que pueden ser el motor del crecimiento económico en unos momentos cruciales para nuestras economías. La danesa Connie Hedegaard ha visto en la presidencia danesa del Consejo Europeo una oportunidad para relanzar este objetivo.

La necesidad de un concepto amplio y ambicioso de smart city

El término de "smart cities" se ha hecho muy popular, aunque su concepto quizás no quede siempre del todo claro o se plantee con la suficiente extensión y ambición. En mi opinión se le supedita correctamente a temas de ahorro energético y preservación medioambiental (desarrollo sostenible) pero insuficientemente a las TIC, donde el "Internet de las cosas" marcará unas perspectivas revolucionarias y disruptivas en nuestras ciudades. Pongo un ejemplo ¿cómo impactarán en el comercio de una ciudad factores como el m-commerce  o los pagos móviles avanzados NFC y personalizados?

Las smart cities deberían aprender de lo ocurrido en Internet en los últimos 15 años y situar a los ciudadanos en el centro de todo. Este concepto nos llevará más allá de la gestión del ahorro energético, el tráfico, las disminuciones de CO2 o los edificios. Al respecto, la mejora en la calidad de vida  y la redefinición de la ciudad digital eficiente son dos retos que pueden revolucionar nuestros entornos urbanos.

La competitividad de las ciudades en torno a la actividad económica en un marco global es fundamental. La atracción de inversiones y de negocios vendrá muy determinada en el futuro por la capacidad de innovar en los espacios urbanos. El transporte, el comercio, la eficiencia en la movilidad, la capacidad de interactuación, la inducción a la creatividad innovadora los espacios de ocio, la productividad del trabajo... son vertientes con capacidad de producir una brecha digital entre aquellas ciudades diligentes respecto a las menos proclives a estos cambios.

Un concepto de smart cities multidisciplinar 

El concepto de ciudades inteligentes está llamando a gritos la interdisciplinaridad. Sin duda los ingenieros de telecomunicaciones, programadores, analistas de big data, open data, etc. tienen un protagonismo natural en todo esto. Pero también los urbanistas, especialistas en salud (ciudades saludables), economistas, sociólogos, psicólogos, abogados, periodistas, jardineros... La logística, el transporte, la salud, el ocio, el comercio, la actividad económica, la cultura...

Habría que concebir un ecosistema donde el ciudadano debería ser protagonista principal. En la era de los smartphones el usuario es un beneficiario neto y perceptor en primera instancia de las políticas a desarrollar.  Incluso algunas más utópicas como e-democracia, la democracia 2.0...

La voluntad política y la iniciativa pública- privada

La voluntad política es otro de los pilares. Me llama la atención el llamado "Pacto de Alcaldes" europeos firmado por 2.411 municipios, que representan 125.597.050 habitantes. España, con 836 entidades que han firmado el acuerdo, es el segundo país por detrás de Italia.  Es una buena noticia si se pasa a la acción y se le echa imaginación y ganas, en momentos en los que la falta de fondos es angustiosa.

La iniciativa pública - privada debe desempeñar un papel fundamental en estos momentos con el valor de una potencial generación de empleo y de incremento de la competitividad de nuestros entornos urbanos. Si no hay dinero público hay que movilizar las inversiones privadas. Me llamman la atención proyectos como este.

Al margen de esto están las barreras institucionales y regulatorias existentes en nuestro país y que estoy de acuerdo que requieren una acción urgente por parte de nuestros administradores en aras a facilitar proyectos e iniciativas vitales para las ciudades. Hay que avanzar por la senda  que haga posible integrar "capacidades inteligentes" en las infraestructuras y en los servicios dentro de las ciudades.

En todo caso, la óptica de las apuestas de las empresas españolas no deberían limitarse al mercado nacional, sino buscar oportunidades a nivel global, sobre todo en países con un potencial grado desarrollo elevado (China, India, Iberoamérica..), donde aún queda un amplio camino por recorrer y pueden adquirir el "músculo" que las empresas españolas necesitan para ser competitivas. En suma, el concepto de ciudades inteligenets requiere de la internacionalización, del conocimiento interdisciplinar y de redes de innovación abierta.

Fondos europeos para smart cities

Otro ámbito interesante es el VII Programa Marco de la Unión Europea. Hay ciudades españolas que ya participan por ejemplo del programa Concerto (Cerdanyola del Vallés, Tudela, Zaragoza, Viladecans) con el objetivo de lograr su autosuficiencia energética. O la inicitiva Civitas (trasnsporte) con Barcelona, Vitoria y Burgos, entre otras iniciativas.

Un epígrafe de especial interés es el Plan Europeo de Recuperación Económica 2010-2013 que da entrada a las Asociaciones público privadas en actividades de investigación, con un total de 3.200 millones de euros a la investigación mediante tres asociaciones público-privadas; las líneas son Fábricas del futuro, Edificios energéticamente eficientes, Coches ecológicos, “Future Internet”...

Esta última, Future Internet, está orientada a proyectos encaminados a incrementar la inteligencia de los servicios públicos y los negocios mediante su integración con la red y el uso masivo de capacidades de computación. En este momento ya participan empresas españolas como Telefónica, ATOS, ISDEFE, ACCIONA, UPM, Iberdrola, DHL, EVERIS, Ferrovial, Banco de Santander, Universidad de Cantabria, TTI Norte, E.ON España, HI-Ibérica, TECNALIA, CONDIS y SGS. Llama la atención que sólo una universidad española (muy acertadamente por su parte) esté entre las instituciones participantes.

España debería diseñar una estrategia activa para obtener financiación eurropea más abundante y prioritara o para modelos de construcción sostenible. Incluso para la incorporación de valores añadidos de smart cities a los importantes stocks inmobiliarios existentes en nuestro país. Se manejan cifras muy relevantes, por ejemplo Edificios inteligentes: a nivel global, "la construcción de edificios inteligentes pueden permitir ahorrar 1,68 GtCO2e de emisiones, lo que equivale a 216.000 millones de euros".

Los gobiernos europeos se han comprometido a conseguir que los servicios de administración electrónica centrados en el usuario, personalizados y multiplataforma constituyan una realidad generalizada a más tardar en 2015. Objetivos que deben contagiar a los municipios españoles de forma entusiasta y a todo un tejido empresarial digital capaz de generar miles de empleos.

En resumen,
  • concepto ambicioso,
  •  multi e interdisciplinariedad, 
  • internacionalización, 
  • redes de innovación abierta,  
  • acceso a la financiación pública europea, 
  • movilización de la inversión privada, 
...serían los ingredientes básicos que más me llaman la atención para un cóctel de smart cities.

El mapa mundial de smart cities


He tomado como base el borrador del informe: IDAE: Mapa Tecnológico Ciudades Inteligentes. Ministerio de Industria.

sábado, 19 de mayo de 2012

El emprendedor del siglo XXI no se improvisa

Nos encontramos en una de las peores pesadillas que podríamos haber imaginado cuando empezaban los primeros problemas financieros hace cinco años. Uno de los errores más graves que subyacen en el tipo de políticas aplicadas por los gobiernos es la idea de que la oferta es flexible a corto plazo y que los empresarios se reconvierten fácilmente.

Esto sucedía así hace años. Cuando éramos un país predominantemente agrícola resultaba relatívamente fácil dejar de producir pimientos y empezar a plantar tomates. Incluso para la industria tradicional, aunque más complejo, había un margen de flexibilidad importante a la hora de adaptar la oferta a los exigencias del mercado. La globalización y el conocimiento hacen esta versatilidad mucho mas difícil.

El cambio: del boom inmobiliario a la economía del conocimiento

Catorce años de cultura empresarial inmobiliaria no se cambian de la noche a la mañana. Aunque bajáramos los salarios reales una barbaridad, devaluáramos una hipotética moneda propia... seguiríamos teniendo un serio problema. Sería difícil pasar del ladrillo a la nanotecnología, del despacho fiscal a los servicios de marketing online de la web social, o de Muebles Pepito S.L a Ikea, o de la Caja de Ahorros a Google Wallet.

Los policy makers y economistas, esperan alcanzar la recuperación económica restaurando la confianza de los mercados reduciendo el déficit y bajando los salarios relativos. En teoría nuestra exportación debería actuar de elemento dinamizador de la economía. Pero exportar en nuestro mundo global, con los BRIC, los países en vías de desarrollo y las economías más avanzadas monopolizando el conocimiento no es fácil. Nuestras exportaciones de alta tecnología llevan 20 años estancandas en torno al 5%.

De ahí que la flexibilidad laboral y los ajustes no den los frutos esperados., ni sean la vía para la recuperación económica en un país como España. No creo que haya político capaz de bajar los salarios hasta el punto de competir con China e India por la vía de los bienes tradicionales... Pero, y aquí viene lo más grave, por más que los bajemos no vamos a competir con Estados Unidos, Japón, Alemania... (o incluso China y la India) en bienes de alta tecnología. Y es esta última vía la que más nos interesa,

Los emprendedores de siglo XXI no se improvisan. No se cambian de la noche a la mañana promotores inmobiliarios por empresas de tecnología... Tenemos la típica resaca inmobiliaria que han padecido antes  otros muchos países desde Japón a Chile. Encontrar negocios en sectores relevantes "a medio caballo" entre los países en vías de desarrollo y los más avanzados es cada vez más difícil. La explosión constructora de los últimos años ha inhibido otras capacidades. Aparte de turismo y algunos otros servicios, hay pocos sectores con masa crítica relevante en España, un factor clave para las economías de escala.

Incluso hasta paara los negocios más sencillos. No basta montar un café normalito o una discoteca de barrio, los jóvenes quieren starbucks (o Coffee Nutz), juegos virtualesaplicaciones para móviles... La tecnología y el conocimiento cada vez son más decisivos que los salarios para afianzar la competitividad de cualquier tipo de oferta. Esto lo saben muy bien los BRIC, especialmente, China e India que apuestan por la ciencia y la tecnología y se afanan en introducir la nanotecnología, o en exportar software.

Tenemos en España un excelente capital humano. Gente joven formada excepcionalmente que ha completado magníficos curriculas dentro y fuera de España. Pero no hay suficientes emprendedores capaces de sacarles partido.  Nuestra inversión educativa es rentabilizada en Alemania, Estados Unidos o Asia. Los estudiantes salen de nuestras universidades con la idea obsesiva de encontrar empleo, no de crearlo a través de ideas y proyectos empresariales.

Las tres medidas inaplazables

1. Transformar a las universidades en "motores de emprendimiento y crecimiento". La explotación de conocimiento es una de las pocas salidas para un país que quiera preservar su Estado de Bienestar. Tenemos que ser capaces de generar empresas de base tecnológica rentables y superar el muy  bajo rendimiento de la I+D acompañándola de inversión en el desarrollo de su capacidad de gestión. Deberíamos cambiar radicalmente nuestra cultura universitaria en muchas vertientes (respaldo al emprendimiento, a la interdisciplinaridad, a la investigación medida en patentes y transferencia de tecnología real, a la innovación abierta..) . Seis millones de parados lo exigen. Hay que llegar a un pacto social para no reducir presupuestos en educación sino gastarlos según las exigencias sociales que impone la economía del conocimiento y la globalización. Quizás no se vean frutos a muy corto plazo, pero es un camino inaplazable e irrenunciable y deberíamos empezarlo cuanto antes. La reforma no debe encaminarse hacia "gastar menos", sino más eficientemente, poniendo el foco en las exigencias de cambio de modelo nuestro país.

2. Seguir las mejores prácticas de políticas sectoriales de bajo coste. Acabemos con el lema tan preciado por los economistas que "la mejor política industrial es la que no existe". Esto es así cuando los policy makers de turno son ineptos e incompetentes. Quizás hay que cambiar los perfiles de estos anteponiéndoles exigencias de rentabilidad y eficiencia a las políticas sectoriales en sectores clave (TICs, Nano, energía, medioambiente...). Y quizás es más desregular que regular, reducir costes y gastos ineficientes que gastar más. Por supuesto fomentar el emprendimiento en todas la vertientes posibles -que son muchas- dando incentivos en la direcciones correctas: empleabilidad del capital humano, transferencia de tecnología competitiva, administración electrónica eficiente, etc. etc. Es curioso ver la vitalidad de nuestras redes virtuales de emprendedores frente a la buracracia que caracteriza a muchas actuaciones de la Admnistraciones. Quizás no haga falta tanto una nueva Ley de emprendedores, sino eliminar todo lo que interfiere negativamente en el emprendimiento.

3. Los ecosistemas de innovación existen. No se improvisan, pero sí hay base para aprovechar emprendedores y empresas valiosísimas hoy dispersas que requieren de masa crítica y que pueden ser la base para iniciar su desarrollo. Es una pena ver aeropuertos vacíos, autopistas infrautilizadas, pero lo es más ver magníficos espacios que podrían ser hub de tecnología TIC, nano, etc. Me estoy refiriendo a espacios como la Ciudad del Agua en Zaragoza, la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia, la Ciudad del Cine en Alicante, etc. etc. Enclaves magníficos que podrían atraer inversiones de empresas tecnológicas nacionales e internacionales y conformar clusteres interesantísimos relacionados con las actividades más dinámicas del conocimiento a nivel mundial. Deberíamos encontrar espacios actrativos infrautiliados para integrar los factores básicos que definen los ecosistemas de innovación: centros universitarios con vocación de crear valor, empresas de base tecnológica, start-ups, redes profesionales, emprededores, angels business, capital ventura.... Estos factores existen en España pero andan dispersos, sin masa crítica suficiente que permita interactuar con eficiencia.

Si el nuevo modelo del siglo XXI de la economía española se construye sin las universidades, sin la concurrencia de los ecosistemas de innovación o sin el desarrollo de las TICs no sólo estaremos forjando un modelo débil, propiciaremos una colonización económica de nuestro turismo, banca, o restantes actividades tradicionales.

Temas relacionados con El emprendedor del Siglo XXI

Imagen de: http://www.lnlenterprisecentre.ca/entrepreneurs

viernes, 13 de abril de 2012

Balance de 2011 y perspectivas 2012: elecciones, liderazgo y situación económica

Fuente:desconocida, difundida vía redes sociales
Economía 2011, calendario electoral; 2012 pagamos la consecuencias (artículo solicitado por la Asociación de la Prensa en abril 2012)

A estas alturas es difícil hacer un balance económico de 2011 sin hacer referencia a 2012 y a todo lo que acontece en estos momentos. Las elecciones generales han provocado una espera de otros tres meses antecedidos de anteriores retrasos derivados de la “perniciosa interferencia del fragmentado calendario electoral español en la política económica” (cito textualmente de José Luis García Delgado).

Uno de los males que ha afectado en 2011 a la política económica española ha sido la falta de determinación en la políticas de ajuste que el país necesita. Nuestro excepcional grado de endeudamiento y las dudas de nuestros prestamistas no dejan mucho margen para otras medidas que no sean un rápido e importante ajuste que venimos retrasando desde hace varios años. Por no hablar del incumplimiento de los objetivos del déficit por parte de las CCAA españolas igualmente condicionadas por su cita electoral también relativamente reciente.

Las consecuencia de estos retrasos no se han hecho esperar. Estos primeros meses de 2012 los mercados, pese a los ambiciosos ajustes propuestos por el gobierno de Rajoy -los más importantes desde la llegada de la democracia en España-, están presionando fuertemente a nuestro país (prima de riesgo, mercados de valores etc.) ante las expectivas de tener que ser rescatada. En un reciente artículo en The Wall Street Journal con le título: “The pain in Spain” se citan consideraciones que van más allá de los datos oficiales. Factores tales como que la economía española tiene una gran bolsa de deuda oculta (hasta un 50% más que la cifra declarada); o que los precios de la vivienda caerán otro 35% adicional, o también que nuestro sistema bancario tiene problemas relevantes -se oculta que tenemos algunos de los bancos más competitivos del mundo-; o que la economía no se ha estabilizado y sigue deteriorándose debido a que tiene el mercado laboral menos competitivo de Europa y que, además, “la Unión Europa no tiene capacidad financiera ni ganas de rescatarnos”.

La altísima tasa de desempleo y el “cierre” del sector inmobiliario ha dejado a la economía española en una situación de pasmosa debilidad. Es imposible financiar el estado de bienestar social y sus prestaciones sociales en una situación así. Esto puede gustar o no, pero es la realidad. Nos estamos empobreciendo de forma muy acelerada. Hemos financiado un modelo económico con dinero que no es nuestro. Ahora ese modelo no tiene credibilidad ante nuestros prestamistas, ni tan siquiera para renovar créditos, mucho menos para incrementar nuestro endeudamiento. Hay que hacer recortes de mucha entidad.

Los gobiernos (central, autonómicos, locales...) han gestionado mal esta crisis desde el principio. No se supo defender al sector inmobiliario con las medidas excepcionales que requería en los momentos más tempranos de la crisis, más bien se asumió resignadamente su hundimiento sin percatarse que esto conllevaría sufrimientos y dolores inmediatos proyectados en un sistema bancario cuyo descomunal coste de asimilación todavía no ha concluido y que ha arrastrado instituciones bien conocidas por todos nosotros.

Paralelamente no se ha hecho énfasis en ningún tipo de política capaz de regerar nuestro tejido productivo con otros sectores y empresas ajenas al sector inmobiliario. Más allá de la reforma laboral, seguimos haciendo las políticas más torpes y retrógradas en materia de TIC, no sabemos sacar provecho a nuestra colosal inversión en infraestructuras y equipamientos para atraer masivas inversiones en sectores de futuro, hemos sido pasivos a la hora de hacer reformas educativas, explotar la sociedad del conocimiento, etc. etc. Y ni tan siquiera hemos aprovechado muchas circunstancias favorables para explotar el potencial de la marca “España” (asociada a nuestras empresas más competitivas, el deporte, el clima, nuestra gastronomía, turismo, etc.).

En definitiva vivimos anclados en una cultura perniciosa de ajuste y de sacrificio superficial, lo que va debilitando el consumo privado y público y hundiendo las expectativas de la inversión. Esto a su vez genera más paro y más debilidad de nuestra economía reflejada en más déficits estructurales. Una espiral que se retroalimenta y que debería haberse roto con un ajuste rápido y fuerte en los momentos más iniciales de nuestra crisis económica.

La situación de la economía valenciana y la alicantina reflejan de forma especialemnte dura la situación descrita. 2011 pasará a la historia por ser el año de la desaparición de nuestras entidades financieras regionales y provinciales, consecuencia de un hundimiento absoluto del sector inmobiliario. Unos déficits estructurales que ahogan sobremanera a las administraciones. Especialmente nuestra Comunidad Autónoma, la más endeudada de España en términos relativos. Deudas que tienen y tendrán en 2012 efectos adicionales devastadores y acumulativos en muchas de nuestras empresas, pero también en muchos de nuestros servicios básicos (educación y sanidad con recortes anunciados muy relevantes). Puede que nuestro mapa económico y social quede otra vez transfigurado nuevamente.

En síntesis, a expensas de la capacidad de respuesta de algunas empresas exportadoras y el turismo, nuestra economía se encuentra en la “unidad de cuidados intensivos” asimilando el duro impacto inmobiliario y financiero y sin remediar nuevas indigestiones derivadas de los nuevos ajustes y recortes en ciernes. Una situación excepcionalmente grave requiere de políticas menos pasivas, más imaginativas y de una buena dosis de liderazgo.

martes, 3 de abril de 2012

Una cultura de empresas de base tecnológica y emprendimiento universitario

La idea de esta entrada me la ha proporcionado el magnífico discurso del profesor Senén Barro, ex-Rector de la Universidad de Santiago de Compostela, con motivo de su ingreso en la Acadèmia de Doctors.  Su experiencia al frente la Red Emprendia convierte su criterio en punto de inicio de cualquier reflexión sobre estos temas.  Antes de llegar al epígrafe "Emprender desde la Universidad" (pag.71) le anteceden no pocas reflexiones de interés. Comparto algunas:
Emprender, en cualquier faceta de la vida, supone besar muchos sapos antes de que aparezca el príncipe o la princesa.
En España parece que el éxito no tenga que dar explicaciones pero que el fracaso no tenga disculpa.
Muchos rectores han afrontado el reto de crear una cultura emprendedora en la universidades. Senén cita Uniemprende (USC), Innova (UPC) Instituto Ideas (UPV) como ejemplos de intentos de eliminar tabúes, fomentar cambios de actitudes en la academia y generar potenciales iniciativas emprendedoras entre profesores y alumnos. Son iniciativas muy interesantes que debemos emular y proyectar.

En todo caso, la única reflexión que me gustaría traer aquí es muy sencilla: LAS UNIVERSIDADES DEBERÍAN OBSESIONARSE CON LA CREACIÓN DE EMPRESAS Y EL EMPRENDIMIENTO. Con seis millones de parados en ciernes y la incapacidad de recuperar ventajas comparativas en sectores tradicionales, nuestro país debería redefinir su base económica impulsando nuevas empresas de conocimiento de profesores y alumnos.  Es necesario un mayor compromiso social en el reto de regenerar nuestro tejido económico. Sin perspectivas para un nuevo esplendor del ladrillo, bien vale explorar el potencial del conocimiento.

Una cultura de empresas de base tecnológica

Si pregunto en una de mis clases ¿cuántos de vosotros podríais ser emprendedores? (incluso añadiendo "si os obligaran") apenas obtengo un 3% de respuestas afirmativas. Y estamos hablando de alumnos universitarios especializados en economía y empresa. Y, además, en un entorno donde la tasa de paro de los jóvenes es actualmente superior al 50% y las expectativas de encontrar un trabajo interesante en los próximos años en España son bastante reducidas.

A las pocas semanas de conocer mejor a mis estudiantes percibo en una gran mayoría de ellos buenas ideas, capacidad de iniciativa, interés en todo lo relacionado con el emprendimiento, actitudes y aptitudes para impulsar interesantes proyectos empresariales... Intuyo que castramos su vocación emprendedora tras un sistema poco proclive a ponderar la creación de empresas. Y esto es lo que debemos cambiar urgentemente.

¿Predicamos con ejemplo los profesores? ¿Cuántas empresas de base tecnológica de éxito hemos creado los profesores en los últimos años? Pocas, muy pocas. Muy insuficientes. Quizás nuestra mentalidad, nuestras actitudes (y aptitudes) son poco propicias y receptivas a este tipo de retos.

El panorama al que se enfrentan nuestros alumnos bien merece esforzarse en crear una cultura de empresa en la universidad. Hay una magnífica base de conocimiento, formación, proyectos, ideas, capacidad innovadora... PERO ESCASA CULTURA DE EMPRESA. Sentimos bastante inhibición emprendedora.

Quizás sobran las excusas: escasez de financiación, debilidad de nuestros ecosistemas, etc. Importantes, pero no imprescindibles para avanzar.

Hay que profundizar en todo aquello que contribuya a crear una cultura de empresa en las universidades. Observo con admiración y no poca envidia como algunos españoles que han tenido éxito en Silicon Valley obtuvieron sus primeras ayudas de un fondo de capital riesgo propiedad de los profesores de universidades del área.  Estamos todavía a una enorme distancia de esto. Pero hay que empezar a caminar, a reducir distancias.

¿Cuál es nuestra actitud (y aptitud) cuando un estudiante de último año nos plantea que quiere montar una empresa? Probablemente le desalentamos. Así pues, tenemos muchos millones de personas buscando empleo y pocos, muy pocos, dispuestos a crearlos...

Temas relacionados con una cultura de empresas de base tecnológica y emprendimiento universitario



lunes, 19 de marzo de 2012

Empresa, productividad y e-government

Según las Naciones Unidas a través de su UN Public Administration Programme, Corea del Sur, Holanda, Reino Unido, EE.UU., Francia, Noruega, Finlandia y Singapour son los países que encabezan el ranking 2012 en el desarrollo del e-government. Para encontrar España hay que bajar hasta la 23ª posición, pero quizás lo más grave es que en este último año se pierden 14 posiciones y nuestro país es el que más puestos retrocede en la lista de los top 50 en gobierno administración electrónica.

En Holanda  presumen de que casi todo   menos el pasaporte - su huella dactilar - pueden gestionarlo on line. Hay muchas ventajas para sus ciudadanos, pero para sus empresas  representa un avance de vital importancia. Gestiones con las administraciones transparentes, rápidas, eficientes... se traducen en menores costes, mayor productividad, mayor competitividad... alta y creación de una empresa, convocatorias públicas, ayudas impuestos, gestión de personal, etc.

No obstante, lo más importante son los beneficios que reciben los países líderes en e-government como consecuencia de los efectos relacionados con el incremento de la cultura digital de un país.  Un mayor desarrollo del e-government puede facilitar el desarrollo del e-commerce, progresos notables en la oferta de servicios de las empresas, expansión de las innovaciones relacionadas con la rápida asimilación de nuevos productos  digitales (hardware y software),  mayor productividad del factor trabajo, etc.

Da la impresión que en España los esfuerzos gubernamentales en los últimos años han ido por la senda de iniciativas jurídicas como Ley Sinde o la inusitada competencia en la protección de datos, en el que al parecer somos de los países más sobresalientes. Atrás quedó el  impulso del ambicioso proyecto de  Administración electrónica del Ministro Jordi Sevilla que bajo la plataforma legal pretendía introducir la modernización y simplificación de la gestión pública en España. Y es que a algunos de nuestros gobernantes les parecerá que España camina muy deprisa, pero no es así en relación con el resto del mundo con el que nos medimos en competitividad y progreso.

sábado, 17 de marzo de 2012

Una nueva ley de emprendedores

El presidente del gobierno Mariano Rajoy ha hecho un importante anuncio en Asturias: el desarrollo de una ley que regule la actividad de los emprendedores y que simplificará muchas normativas existentes. En esto último se puedan hacer progresos enormes eliminando una serie de normas carentes de sentido, regulaciones que representan una maraña burocrática ineficaz y absurda, entorpecedora, en vez de incentivadora para impulsar ideas y proyectos de jóvenes emprendedores que empiezan a dudar de su empeño ante un entorno administrativo burocrático, obsoleto y que se riñe con la racionalidad y eficiencia digital de nuestro tiempo.

La cultura digital y la cultura burocrática regulacionista están profundamente reñidas. Un país que va para seis millones de parados no puede permitirse el lujo de poner trabas a los que quieren crear empresas. Las pymes crearon el 85% del empleo en la UE entre 2002 y 2010. Este dato bastante conocido debería haber bastado para que el Gobierno Zapatero la convirtiera hace meses en una prioridad absoluta.

En muchos países avanzados se crean empresas on line en 48 horas. A quien quiere crear una empresa se le identifica y se le pone una alfombra roja: TODO FACILIDADES. Y probablemente estas administraciones son mucho más eficientes que la nuestra a la hora de velar por los intereses públicos que pueden verse afectados por la actividad empresarial (medio ambiente, economía sumergida, evasión de impuestos, salud e higiene, etc). Porque lo que incrementará estas garantías serán buenos servicios de inspección, no una ridícula maraña de burocracia administrativa "preventiva".

Insisto, seis millones de parados exigen cambiar no sólo los trámites administrativos para crear una empresa sino la propia concepción social del empresario, su prestigio y función social central en una economía de mercado globalizada. Hay una trasnochada mezcla de complejo bolchevique y una idea de que los emprendedores actuales todavía son la quinta esencia de explotadores del trabajo narrados con crudeza dikensiana.

Las universidades deberían ser un ámbito extraordinariamente fertil en la creación de empresas de base tecnológica por parte del profesorado y de cientos de graduados con fuerte vocación para emprender. Logramos justo casi lo contrario. ¿se lo puede permitir un país con seis millones de parados?

lunes, 12 de marzo de 2012

La publicidad contextual y la empresa

Vengo insistiendo durante hace más de siete años que la Publicidad Contextual representa un antes y un después para la competitividad de la empresa.

En diciembre de 2005 elaboré un informe que algunas personas me han vuelto a solicitar estos días. El informe íntegro puede obtenerse aquí: La Publicidad Contextual (no actualizado fecha de elaboración 15-12-2005).

Dejo el índice del trabajo por si a alguien le puede interesar:

jueves, 1 de marzo de 2012

Emprendedores, Stanford e Itunes

Hace unos días Andrés Torrrubia -genética de emprendeduría pura- me comentaba que solía escuchar en su coche todas la mañanas una "cuña" de itunes de las 160 que por ahora tiene en apple store la Universidad de Stanford, gratis a disposición de todos. Yo que llevo más de cincuenta años intentando que se me contagie el espiritu y la ciencia del emprendedurismo entré inmediatamente en Entrepreneurial Thought Leaders de Stanford eCorner, algo que recomiendo a todos los que estén interesados.

Algunas reflexiones muy obvias:
  • La Universidad Stanford es lo que es no sólo por sus endowments (bastante más bajo que Harvard) sino por cosas como estas. Y que tendrían continuidad en mil temas que van desde los (MOOC Massive Open Online Course) hasta gestos como encargarles a mediados de los noventa a dos modestos alumnos como Larry Page y Sergey Brin un algoritmo de clasificación de recursos bibliotecarios que sirviera para inspirar el mismísimo Google.
  • No hace falta crear complicados repositorios, bases de datos, etc. en la universidades. Itunes, la misma plataforma dónde los alumnos se descargan su música favorita, es un sitio ideal para que los alumnos descarguen los audios de sus clases y de más de 160 temas realmente sugerentes para aprender y contagiarse del oficio de emprender.


viernes, 13 de enero de 2012

Mi visión de Google en 2005

En 2005 hice un análisis de Google en mi blog de Universia en una sección que desapareció de la red unos años después.  Hace unas semanas reencontré el artículo y lo releí. Muchas cosas han sucedido en Internet tras más de siete años, pero me reafirmo en casi la totalidad de las valoraciones que hice en su momento. Google ha representado un antes y un después. Y desde una perspectiva económica es la empresa innovadora por excelencia, capaz de generar valor y sostenibilidad.


Google 
(artículo publicado en Universia.es en junio de 2005)

Internet está experimentado una revolución más silenciosa  e importante que la que registró a finales de la pasada década y principios de esta. Sin duda Google se ha convertido en el dinamizador de Internet, ofreciendo nuevas vías y enfoques que avanzan a pasos agigantados y que aceleraran el desarrollo de la sociedad de la información, quizás tal como la soñaron algunos pioneros de los años 90.

No hay nada más que echarle un vistazo a la pizarra (sitio donde el staff directivo apunta campos de interés para  la estrategia de Google). Allí es posible observar  con anticipación pasos como los de la contratación de  Vint Cerf, el papel de Google en WIMAX, etc. Una observación inteligente de esta pizarra les vendría bien a los inversores  en Bolsa, o a los analistas y visionarios de Internet.


En menos de un año los proyectos de Google han ido situando a esta compañía en una posición muy destacada en el mundo de Internet. En los últimos meses Google ha realizado anuncios esclareciendo una ambiciosa estrategia que, intereses comerciales aparte –los hay y muy relevantes-, se encuadran en una filosofía muy favorecedora, en mi opinión, del desarrollo de la sociedad de la información y de la red.

Google, algo más que un buscador

La mayoría de estos recientes proyectos de Google merecerían bastantes páginas,  sin embargo, me detendré en una enumeración introductoria:

  • La  rentabilidad comercial de los sitios web a través de la publicidad online (con los conocidos programas Adword- Adsense).
  • Su apuesta por Google Print o las bibliotecas digitales
  • El desarrollo de espacios inalámbricos que favorezcan la mayor conectividad… 
  • Un hipotético 'GoogleOS', el Sistema Operativo basado en la web (acuerdo con Sun Microsystems).
  • La convergencia entre la infotecnología, biotecnología y nanotecnología o la sociedad del conocimiento (convenio con la NASA).

Analicemos brevemente cada uno de  estos  pasos, aparentemente sin estrecha conexión entre sí.

La rentabilidad comercial de la red

La competitividad y solidez de la tecnología de búsqueda de Google está fuera de toda duda. Una industria muy floreciente -la del posicionamiento en buscadores-, es consciente de esto. En tan sólo un año, la permanente redefinición y ajuste de su algoritmo de búsqueda se ha hecho bastante imperceptible, resultando bastante difícil su manipulación por el cada vez más numeroso ejército de SEOs de todo el mundo. No obstante, en el mismo periodo su buscador ha sido imitado con relativo éxito por Microsoft (MSN), Yahoo y otros, aunque eso sí, sin restarle cuota apreciable de mercado.

Pero lo que ha marcado una diferencia muy sustancial por parte de Google ha sido su capacidad para hacer rentable la red. Miles de pequeños y medianos sitios han visto una fuente de ingresos segura y estable con los programas adword- adsense que Google les proporcionaba a través de una publicidad online efectiva e inteligente para anunciantes, anunciadores y usuarios. Desde esa perspectiva era relativamente fácil proyectar iniciativas como la de blooger o gmail que, en ese momento, interpretábamos de forma muy parcial.

En cualquier caso, la rentabilidad ha sido la primera gran lección. Como es sobradamente conocido, en Internet no basta hacer un gran sitio, o dar un excelente servicio, hay que ingeniar su sostenibilidad financiera. Tras su salida  a Bolsa y la trayectoria de ingresos y beneficios, puede decirse que Google ha superado brillantemente un reto en el que tantas empresas fracasaron en un pasado reciente.

Sólo resta añadir aquí que la capacidad de generar nuevos ingresos futuros puede acentuarse, incluso a corto plazo, con proyectos como Google Local o el futuro sistema de pagos de Google.

El mundo del conocimiento

Los científicos y expertos universitarios abogan frecuentemente por la sociedad del conocimiento. Pero en realidad son pocas las empresas que lo llevan a la práctica o explotan de forma inteligente. Google Print –el proyecto de biblioteca digital de Google- digan lo que digan los intereses de las industrias editoras, es un proyecto imparable y un anticipo de lo que será el futuro de la edición.

Mientras los europeos discuten un proyecto con escasas ideas (ver en el diario El País: La UE busca ideas para la creación de la biblioteca digital europea), esta misma semana Yahoo lanzaba  su propio proyecto de gran biblioteca. Recordemos que la Oxford University ve las cosas más claras al otro lado del Atlántico y, podríamos asegurar que España, va más adelantada que el conjunto de la Unión Europea con proyectos tales como la Biblioteca de Objetos de Aprendizaje de Universia o la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Google marca y marcará claramente la iniciativa. Una gran biblioteca precisa de una gran tecnología de búsqueda (quizás sea el momento aquí de recordar el ejemplo Google Scholar) y quizás tampoco estorbe un cómodo, rápido y barato acceso a Internet. Algo interesante para recordar a los impulsores de la Biblioteca digital europea.

Sobra decir que quien esté detrás de una biblioteca digital mundial tendrá la puerta (y quizás la llave) al acceso a la distribución de una buena parte del conocimiento en este siglo.


El acceso a Internet en todo momento y lugar

El acceso a Internet a través de ciudades inalámbricas ya acaparó nuestra atención anteriormente. Google al parecer ha afirmado no tener interés en desarrollar proyectos similares fuera del área de la bahía de San Francisco.


Solo hay decir que Google posee, a través de sus proyectos Google Maps y  Google Earth,  una gran capacidad comercial para hacer viable y rentable nuevas inversiones a través de potenciales aplicaciones capaces de proporcionar conectividad y darle de forma efectiva al usuario lo que necesita en cada lugar y momento (un restaurante, un billete de avión, o ¡una pizca de conocimiento!…).

Esa capacidad está muy relacionada con la posibilidad de acceder no sólo a páginas de contenidos informativos, sino a los programas de software que necesitamos directamente de la red, nuestro siguiente punto.


Un sistema operativo en Internet


Un paso interesante sería el comienzo del 'WebOS', el Sistema Operativo basado en la web. Algo que SUN Microsystem intentó introducir hace años en el entorno de una oficina o una empresa, pero que en realidad tiene mayor aplicabilidad en una filosofía de movilidad mucho más amplia. “Modestos pasos” de Google como los de Gmail o Blogger, adquirirían ahora mucho mayor sentido.

De hecho, estas sencillas herramientas (blogs, correo…) están acostumbrando y mentalizando a los usuarios a acceder no solo a los contenidos, sino al software a través de Internet y a guardar nuestra información personal en servidores ajenos a los que accedemos cómodamente desde la universidad o sitio de trabajo, en casa, en un hotel, cuando estamos de viaje, o a través de la blackberry…

Un paso muy relevante cuya importancia es todavía pronto para evaluar, pero que, en principio supone un cambio de perspectivas a la hora de pensar en el futuro de empresas como Microsoft y sus productos, tal como hoy están concebidos.

Sería interesante ver si esta perspectiva se ve favorecida además por la capacidad creativa del software libre (bien demostrado a través de Firefox) y el potencial  de Ajax. Hoy con esta última tecnología es posible utilizar un procesador de textos, tan potente como Writely u hojas de cálculo, calendarios y otras herramientas diseñadas para ser utilizadas en la red.

Independientemente del alcance a corto plazo de la alianza Google – Sun Microsystem, lo cierto es que se señala a una dirección importante, cuyo alcance solo podrá establecerse con el paso de algún tiempo.  

Google con la NASA

Hasta ahora, según hemos ido viendo Google domina el mundo de la publicidad online y de los enormes beneficios que genera en un ámbito global,  nos podría dar acceso a Internet y,  a través de él, buscamos y encontramos casi todo lo que necesitamos, sean archivos de información,  programas o almacenamiento de la propia información que generamos.  

Su papel en las Bibliotecas Digitales podría ser una pieza más dentro de este engranaje… Aunque también lo sería desde su protagonismo en la propia sociedad del conocimiento.

Al respecto, no pasa desapercibido uno de los párrafos del acuerdo Google- NASA en el que textualmente se recoge, además de la gestión y procesamiento de datos a gran escala y la computación distribuida, “la convergencia de la biotecnología, infotecnología y nanotecnología…”

Así las cosas, costaría muy poco creer que Google no deje a terceros los beneficios de  la silenciosa revolución de los nuevos semiconductores o de la computación cuántica de mano de la nanotecnología.

O quizás todo quede en el Centro de Investigación AMES en el que Google diseñará un Campus Tecnológico de I+D,  que puede llegar ser un buen modelo de la filosofía porteriana. Esto es, lo que la capacidad de innovar puede dar se sí dentro de la sociedad del conocimiento.

A estas alturas, no voy a ocultar mi admiración por Google.

Andrés Pedreño Muñoz